martes, 10 de agosto de 2010

Yo no soy un gángster

Domingo de Ramos

Viajo irreversiblemente viajo
viajo en esa combi negra empapada de luz vertical
viajo súbitamente en esta nave pedestre en el río Anhydre
por donde me interno como una sonda abrasadora que no embellece
los cálculos las piedras el emplasto con que se cubre esta enorme ciudad
como un cuerpo abandonado
Viajo en esta negra combi y no hay niños ni perros a quien cargar ni llevar
Viajo contra mí mismo en esta negra combi que me ata y me lleva abolsonado
acucharado en vilo esposado que cruza el Estigia como un reo contumaz
como un pastelero de esquina
Estoy derramado Me baño en las viejas costas del Amanrote soy esclavo
del príncipe Ademus donde me encapuchan intolerablemente por hablar otro
idioma por orar echado por sudar arcaicamente y gritar desde una torre
¿puedo viajar tranquilamente aspirando spray sobre las pardas ondas
transparentes ennublarme y seguir las flechas que manchan el aire los líquidos caminos
al sordo rebramar de sus olas? ¿Puedo viajar desde dentro vermiforme pajita
concentrado y redondo por esta tierra que no es tierra que no es cielo que no sé qué
puede ser salvo unos postes y casas que dejo atrás como la vida que no se adelanta
sino se atrasa sin verlo más sin recordarlo más?
Viajo en esta negra combi al volante mirando por el retrovisor a mis pasajeros
Que sólo yo los saludo cada mañana cuando toman y alzan el dedo sin yema y se
suben como pidiendo disculpas tan pesados que hunden las llantas por sus deseos
más blancos que sus huesos que sus enredados pelos en las carreteras que las
pasan durmiendo embabando el parabrisas el espejo donde no miran sino las estaciones
que se suceden como gañidos en sus oprimidos pechos arrastrando sus quijadas
como garras silbando en el viento pero todo se desvanece en el camino
como el pasado de estos seres de estos burócratas que en sus tiempos libres fueron
rebeldes mas ahora yo los conduzco a su destino como si los tuvieran en esta negra
combi babélico sodomista gomorrista que se detiene contra un árbol como un perro
para orinar en sus raíces en esa pared donde las putas revientan las cucarachas y las
mariposas con sus zapatitos de punta mientras recuerdo a Marcel Duchamp con su
Desnudo bajando una escalera y a esta chica violada y panzona que recojo como
un buen samaritano pero yo no soy un buen samaritano tampoco un gánsgter
la noche no hace distingos a mi costado está el asesino de uniforme el coimero y
el sátrapa Estas almas que me los llevo que me he puesto yo como una hernia en la
cintura a 150 kilómetros por hora derritiéndome sin paradero fijo nocturnal con sus
rostros arrandados por el viento y sus palpitaciones que remueven los asientos Los
llevo a sus oikos al hoyo donde tal vez jamás los vea eso no importa eso no importa
bajan y bajan y me estoy aliviando como si estuviera defecando y la canción de la Piaf
me anuncia un nuevo día respiro la bruma amarro y flameo lo que queda de mí De este
largo viaje que recién empieza o que termina miserablemente
Me he ablandado cada viaje es una pérdida una nostalgia una dedicación a mis
semejantes una profilaxia un desgaste amical una borrachera un beso esquivo una
muerte un retrato goyesco de mi abuela una punzante compasión en el estómago
Cada uno de mis miembros están solitarios solitarios como ensayando para cavar una
zanja y rellenarla con las facciones de una cara que no recuerdo
Cada día es una enfermedad nueva y virulenta Y hay ganas de hachar y martillar
los gladiolos de tu boca y hay ganas de quemar fotografiar mi desgano y hay ganas
de ir al volante y hundirlo todo
Leo Los adoradores del fondo del mar ¿Tendré algún fondo? Mi cabeza no puede
alucinar hierve corruptamente por una mujer Respiro nuevamente después de las 12
Respiro nuevamente sobre un paisaje en cero duchado como una piedra destilada
Me arrimo al asiento toco el acelerador y jalo la palanca El mundo rueda sobre otros
cuerpos como un bufido tenso me adentro en sus forros Ya no sé que hacer la cuerda
pandeada se estira como un láser en el ojo Y ninguna ave me recuerda haberla visto
virgen desde una tanqueta que dispara
Viajo irreversiblemente viajo
¿Los muertos viajan viajan los muertos?